También podría ser que un amigo quiere organizar una fiesta pero no tiene idea de por dónde comenzar. Estos son los mejores consejos que no podrás dejar a un lado si lo que buscas es que tu evento salga de maravilla.

Cada año nos brinda épocas en las que,  asociaciones, comunidades de vecinos o clubes sociales y deportivos realizan inauguraciones de temporada. Si te encuentras en medio de alguna, te recomendamos echar un vistazo a las siguientes ideas.

En verano, los días son largos, y las noches más agradables pues hay calorcito, es por ello que el verano resulta la mejor época del año para realizar cualquier fiesta al aire libre, o simplemente para darle la bienvenida como se merece.

Ubicar una fecha: Lo ideal es seleccionar el primer sábado del verano, y ello es porque hay luz hasta bien tarde, lo que suele garantizarnos buen tiempo, aunque cualquier fecha resulta genial si hay una temperatura agradable.

Buscar el mejor lugar: Lo recomendable es hacerlo al aire libre en algún jardín, terraza, patio, ya que se trata de uno de los puntos básicos. Seleccionando un buen lugar, nos asegura el éxito de la fiesta, ya que logra una predisposición mayor del público a pasárselo bien y disfrutar del evento. 

Tener en claro una temática:  decantarse por un tema general para la fiesta para luego basar toda la decoración, la comida, las invitaciones, nos facilitara el trabajo al momento de seleccionar objetos decorativos y también de organizar todo lo demás. Un ejemplo, puede ser por colores, que sea una fiesta bicolor en blanco y negro.

Por ejemplo, se ha vuelto muy popular hacer decoraciones del emblemático Oso de la marca Tous de Alba Tous que puede ser una opción ideal. También se puede escoger algún tema, como una fiesta tropical; de disfraces, como una fiesta de monstruos; con temática estacional, como una fiesta del pareo, entre otras.

Una buena decoración: posiblemente las personas ven como innecesario que se pierda tiempo en una decoración, aunque se trata de una cuestión de gustos. Unos toques decorativos siempre ayudan a ambientar una fiesta, y también a que las personas se sientan a gusto con la temática en general.

Tan solo hace falta un poco de imaginación, y con ello se puede  hacer una decoración bastante vistosa sin que hayan demasiadas complicaciones: cartulinas y acuarelas pueden ayudarnos a hacer unos banderines, carteles o pancartas para ser distribuirlos por el lugar de la fiesta para dar la bienvenida, junto a las mesas de la comida o las bebida. Si la imaginación y la creatividad no nos acompañan, entonces es hora de echar mano del internet, en tiendas especializadas o en bazares.

Otro aspecto a destacar es que las las zonas deben estar bien distribuidas donde destaquen una zona amplia con mesas de fácil acceso donde se coloque la comida y la bebida, una zona sin nada en donde las personas puedan mantenerse de pie hablando o bailando, una zona con cojines en el suelo, o sillones, o colchonetas donde se puedan sentar a charlar y descansar.

No olvidemos la comida: siempre resultará ideal organizar un buffet libre donde cada quien pueda servirse lo que quiera. Con antelación se deben organizar las mesas: Una donde puedas poner cosas frías como vasitos de gazpacho, canapés, ensaladas, huevos rellenos, sándwiches, tortillas, empanadas; otra con los postres y dulces, donde se pueden incluir tarta, cupcakes, bocaditos, chuches; y finalmente una con las bebidas.

No olvidemos que no solo de cócteles vive el hombre, por lo que deberás colocar refrescos, vino, agua, sobre todo si en la fiesta habrá niños.  

También existe la posibilidad de que quieras incluir alguna comida caliente que tenga más  consistencia. Cuando hay mesas con cena fría, estás suelen entusiasmar en gran medida a las mujeres, pero contrariamente le causan mucha gracia a los hombre a partes iguales.

En tal sentido, lo recomendable es optar por cocinar algo en el horno para que puedas sacarlo a última hora, entre los platillos recuerdo mendados se encuentran las costillas o las pizzas. También existe la posibilidad de poner una barbacoa para que se hagan justo al momento unos pinchos morunos, costillas, alitas, hamburguesas, o quizás otros platos sencillos. 

Recuerda que una fiesta es para disfrutar y sentirse bien compartiendo con los más allegados hasta que el cuerpo aguante. Todo será válido.